Truco de magia: dados misteriosos

¡Bienvenido/a a otro mágico post! Hoy veremos el truco de los dados misteriosos, un ejercicio ideal para sorprender de manera fácil. Este truco es muy divertido e ideal para hacer aunque tengas un nivel principiante.

Para realizar este truco necesitarás dos dados de diferentes tamaños y muchas ganas de aprender un nuevo truco.

¿Cómo se desarrolla este truco?

Lo primero será mostras al público presente el dado más grande en tu mano derecha. Al mismo tiempo, esconde entre las callosidades de los dedos de tu mano izquierda el dado más pequeño. Mientras tienes el dado oculto, muestra el dorso de tu mano al público.

Lo siguiente será, con el pulgar derecho, sujetar el dado más grande mientras tú giras la mano hacia abajo colocándola por encima de la mano izquierda, que se encontrará situada hacia arriba luego de haber girado.

Mientras la derecha señala la mano izquierda, ésta última se cierra al mismo tiempo. A vistas del público, tú has puesto un dado en tu mano izquierda, pero en realidad lo que has hecho es mantenerlo escondido en la derecha.

Para terminar, puedes decir algunas palabras como “Observad cámo se encoge el dado si aprieto mi mano con fuerza”,y a continuación muestra el dado que tienes en la mano izquierda.

Como habrás visto, se trata de un truco sencillo pero que necesita un poco de práctica, principalmente para que  los movimientos sean uno a continuación del otro como si se tratase de un único movimiento. La clave está en que te muevas con fluidez y el público note que tienes experiencia en dicho truco.

Si no te ves especialmente cómodo/a utilizando dados, puedes decantarte por realizar el truco con la ayuda de monedas o corchos. De esta manera no sólo podrás disimular el tamaño del objeto, sino también puedes hacer creer que has modificado su color.

Espero que este truco de magia con dados misteriosos te haya gustado.